El fin del mundo

21/12/12 invita a reflexionar. – Es inevitable, uno se contagia del sentimiento

Personalmente pasaría por alto el cuestionarme sobre el  “motivo de mi existencia” simplemente se que estoy aquí y eso es dicha suficiente.  Lo que si debe detenernos al análisis es:

¿SOY ESO QUE QUIERO PLENAMENTE?

Éste es el momento perfecto de empezar tu lista de lo que quieres de ti, y enseguida lo que tienes que hacer para llegar a eso. Sea lo que sea te aseguro no será fácil, requiere primero que EMPIECES y segundo, lo más fuerte: QUE NO PARES!

Iniciar es fácil por que vamos con la emoción del arranque y la esperanza puesta en ello… lo que cuesta es mantenerse, es por ello que debemos estar claros de esto,  “si las cosas fueran fáciles cualquiera las haría“.

Ejemplo claro de esto es el propósito de hacer ejercicio y comer mejor: ahí vas tu, te inscribes al gimnasio, te compras un atuendo deportivo de atleta, llegas con el entrenador personal, lo contratas, vas al medico te ponen a dieta… estás listo! Acto seguido: te enfermas, tienes mucho trabajo, no te da tiempo ni de comer, no tienes dinero para seguirlo pagando… y “tienes muchas ganas de hacerlo pero…” La realidad es que lo que no tienes es voluntad.

Ir a por lo que queremos en la vida cuesta mucho trabajo, cada gesto que nos acerque a ese sitio debe ser hecho aun cuando nos de pereza.

Se trata de no hacer un propósito sino un proyecto y así como diario trabajas en tu oficina trabaja diariamente en ti.

Así que enfócate y entiende que habrá días que lo hagas con facilidad y otras por disciplina pero lo más importante es que lo hagas por que es bueno para ti sin importar lo que cueste. Solo tu puedes detenerte de Ser.

Advertisements